Pensamiento constructivo

Los pensamientos positivos llevan a sentimientos positivos.
Cuando te sientes triste, enojado/a o ansioso/a te dan más ganas de beber.
Así que la clave para beber menos o dejar de beber es:

¡CAMBIA TUS PENSAMIENTOS!

Cambia el pensamiento negativo a pensamiento positivo.

 A continuación presentamos algunos ejemplos de pensamiento negativo y cómo puedes cambiarlo a pensamiento positivo:

Tipos de pensamiento negativo Pensamientos negativos Pensamientos positivos y constructivos
Pensamiento de todo o nada “Nunca podré dejar de beber”. “Si trato, puedo beber menos”.
Generalizar de más “No le pude decir que no. Nunca podré negarme con nadie”. “Fracasar una vez no significa que nunca vaya a poder decir no”.
Frases de debo o debería “Ya no debería ir a un bar”. “Cuando esté listo/a para hacerlo, iré a un bar y pediré un refresco”.
Etiquetar “Soy alcohólico/a”. “Tengo problemas con la bebida, y con ayuda los superaré”.
Maximizar - minimizar “No pude controlarme, bebí demasiado este fin de semana”. “En esta semana, estuve 4 días sin beber”.
Personalizar “Le he robado la felicidad a mi familia”. “Estoy haciendo un esfuerzo para beber menos y mi familia lo aprecia”.
Razonamiento emocional “Me siento tan triste todo el tiempo, soy un fracaso”. “Estoy atravesando por un momento difícil. Si continúo esforzándome para beber menos, pronto me sentiré mejor”.