Un bebedor en casa

A muchas personas les resulta bastante difícil vivir con una persona que bebe demasiado alcohol. Para ellas tenemos algunas sugerencias para enfrentarlo:

  • Aprende a mantener distancia, uno no puede controlar la forma de beber de otra persona.
  • Evita discutir con una persona que ha estado bebiendo alcohol; en este momento no es posible una discusión provechosa y no se puede tomar ninguna decisión. Espera a que la persona vuelva a estar sobria.
  • Evita las amenazas, a menos que realmente tengas la intención de cumplirlas.
  • No centres tu atención en la persona que bebe en detrimento de otros miembros de la familia.
  • Encuentra alguna persona con quien puedas platicar; también puedes investigar qué servicios locales existen en tu comunidad.
  • Existe ayuda profesional disponible; pregunta a tu médico general o contacta a un especialista en adicciones. También puedes obtener ayuda de alguna de las instituciones del gobierno o privada que tratan este problema.
  • No esperes milagros si la persona que bebe accede a un tratamiento. La recaída es parte del ciclo del proceso de cambio del alcohol y su tratamiento. Vas a necesitar algo de paciencia.
  • Recuerda que lo que disminuye la tensión en el hogar es un cambio de actitud y de comportamiento de parte del miembro de la familia que tiene el problema con la bebida;